Make your own free website on Tripod.com

Cuentos

Hoy a pedido de Juan Fernando un Cuento de Humor

# P@rAn0!a %
por
Pep Bussoms


(Comedores universitarios)
 
"¡Hala, hala! ¡Vaya cola! Ya estamos como siempre. ¿Es que todo el mundo tiene que venir a comer a la misma hora? ¡Parece que se hayan puesto de acuerdo para fastidiar! ¿De donde ha salido tanta gente?. Y aún he tenido suerte: ¡Mira a esos desgraciados que llegan ahora!. Hoy no comerán hasta las tantas.

"Bueno... al menos esto se mueve deprisa. Dos más y me toca a mí, ...si es que este 'atontao' que tengo delante se decide de una vez, claro. ¡Venga melón, que es para hoy!   ...¡Por fin!.

"¿Qué es esto? ¡Mira que bandeja! ¡Y la de debajo igual! ¡Pero si están todas empapadas! ¡Qué asco!... Sí, sí, ya sé que sólo es agua, ya, pero da la sensación de que no las hayan lavado bien. Ahora le pongo el mantelito de papel encima y... ¡taráaaaan! "chops", ¡todo lleno de agua! ¡.fantástico!. Pues mira, le pongo dos papelitos y así se seca.

Menú del día
Pollolabas en vinagre.
Chincholicornios esdrufados a la palazuela.
Sagialagín picante con bambas.
Cocoliyobas al gusto.
Perpellones en almíbar

"Mhmmm... necesito unas gafas nuevas. Mejor me quedo con lo que pille más cerca y ya está... Los de atrás me miran mal. Será cuestión de moverse, deben tener hambre...

"¡Pescado! ¡pescado! ¡esto parece pescado!. ¡Guay! ¡me chifla el pescado!. ¡Más, más!. ¿Limón ó mahonesa?: Mahonesa, sin duda. ¡Una buena cucharada de mahonesa! Así, tú, "con fundamento". Pero no... ¡Ep! ¡Cuidado!. Que en una de estas pillas una salmonelosis y te mueres. Poca coña, mejor no arriesgarse. ¡Qué lástima!. Con lo que me gusta. No... otro día será. Aunque... si solo me pongo un poquito... ¡un poquito nada más!. Sería muy mala suerte, ¿no?. Además, aquí son muy limpios y tienen cuidado con esas cosas. ¡Venga va, que son dos días!. Sí, pero... ya ves lo que le ocurrió a David en Junio pasado: Tres semanas en el hospital por culpa de una ensalada. ¡Y aún es hora de que le den explicaciones!. Claro que aquello fue en el bar de caminos. Estos son otros. Además, ya no es temporada de salmonelosis.

"¡Venga tú! Dos cucharadas bien llenas y a vivir peligrosamente. Pero espera... que esto engorda... ¡Bah! Es igual, ¡ya está hecho!. Ahora a pasar por caja...

- ¿'solomenú'?.
 
- Sólo Menú -. "¿Es que ves algo más en el plato, tonta?".
 
- ¿'uncafé'?.
 
- No. No quiero café -. "¡Gorda!. ¿Te lo he pedido acaso?".
 
- 'soneicientas'.
 
- ¡¡¿Setecientas?!! - "¡¡¿Ya empezáis a subir los precios, me cago en lá?!!".
 
- ¡'seicientas'!.
 
- ¿Seiscientas? Ah, vale, había oído mal - "¡Vaya susto me has dado, foca, que si os dejo me reventáis el presupuesto!".

"Bueno, ...y ahora a la caza y captura de una mesa. ¡Eps! Por allí hay algo... ¡Oh, oh!, mejor no. Está el borde de Eusebio, y si me ve me pedirá sus apuntes. Tres semanas hace, ¿ya?, ¡...y aún no los he pasado!. Cambio de rumbo y hacia el rincón... Ahí veo una. ¡Bien!, está vacía. ¿O no? Hay una bolsa..., pero solo guarda un sitio. Necesito una silla, ¡esta spá mí!. ¿Y el de la bolsa? ...¡K´se joda!.

"¡A comer! ¡A comer!.

"...Segundo plato y aquí no viene nadie. ¿De quién será la bolsa?. ¡Que confiado! Si la dejas sola te la van a birlar, tonto. ¿Que habrá dentro? ¿Apuntes de Análisis? ¿Una HP? ¿'The Eye of the beholder III'? ...¿Una bomba?.

"¡Je! ¡Vaya tontería! ¡Una bomba!. ¿Quién iba a dejar aquí una bomba?. ¿Hay examen de algo?. No... ¿pues?. ¡Bum!: Doscientos estudiantes destrozados. ¿Y quien gana?. Nadie, ¿no?. Así que, lo dicho: una tontería...

"Pero si es una bomba, ¿a qué hora explota?... ¡A la media, claro!. ¿Y qué hora es? A ver... ¡Justo!: Catorce horas, veintinueve minutos, treinta y cinco segundos... ¡Je! ¡Bingo! ¿Y ahora qué hago?. Es una tontería, ¿pero y si no...? Cuarenta segundos... Tengo veinte para salir corriendo. ¡Buf! Y a estos, ¿les aviso...? No. Es una tontería, no va a pasar nada y se reirán de mí. ¿Pero, y si no?...Doscientos estudiantes esparcidos a cachitos por la pared. ¡Se acabó la aglomeración!.

"¡Socorro! ¿Qué hago?. Quedan quince segundos... ¡Calma! ¡Sangre fría! Todos me lo dicen: Me paso con mis neuras, estoy obsesionado, tengo demasiada imaginación y me gusta castigarme el tarro, no hay más.  ¡¡TODO ES PURA FANTASÍA!!.

"...Así está mejor. Las cosas en su sitio. No hay ningún motivo de alarma. Todo va bien.

"...Diez segundos. Aún tengo tiempo de salir corriendo y salvar el pellejo. ¡NO, NO, NO, NO Y NO!. ¡BASTA!. Esto es absurdo. Yo de aquí no me muevo...

"...Cinco segundos... Demasiado tarde, ¡¡voy a morir!! ...cuatro, ...tres, ...dos, ...uno.

"...¿!?.

"¿Ves? Era una chorrada. Que sí, que sí, que me paso con mis historias. ¡Uf! ¡Menos mal!, pero a veces acierto... y podría haber sido verdad. Que yo tengo un sexto sentido.

- ¡Hombre Juanjo! ¡A ti te buscaba!.

"¡Horror! ¡El pelma de Eusebio! ¿Que roñas quiere este ahora?. Sus apuntes, claro, como si lo viera. ¿Para qué coge esa silla? ¡Que no se siente aquí, que no se siente! ¡No, no, no!    ...¡Se sentó!.

- Hola Sebio. ¿Como va eso? - "Es el día mundial del aborto y os han dejado salir a la calle, ¿verdad?".
 
- Necesito mis apuntes.
 
"¡Toma, no! ¡Y yo también necesito 'tus' apuntes, capullo!". - Me los dejé en la taquilla y no los encontraba. El Martes te los traigo, ¡palabra! - "No picará, no picará".
 
- Bueno, pero sin falta.
 
"¡Increíble! ¡Picó!. ¿A ver qué pasa...?:" - Sí. Aunque los tengo incompletos; me hace falta lo de ayer y lo del Viernes. Me lo das ahora y te lo devuelvo todo junto.
 
- Vale, pero el Martes sin falta, ¿de acuerdo?.
 
"¡Oh! ¡Picó, picó! ¡Aaaaah, que orgasmo!" - Sí, sí, claro, sin falta.
 
- ¡Bueno, pues me voy que he quedado!.
 
- ¡Bueno, pues vete y no te quedes!. - "¡No me lo creo! ¡Este tío es imbécil! ¡Stá tontao perdido! ¡No los volverás a ver en tu vida! ¡Tendría que haberle pedido mil duros! ¡Aaaaah!".  
 

"...¿Ya sacabao la mahonesa? ¡Jo! Pues el pescado a palo seco se lo va a tomar Rita. Y además frío. ¡Esto pasa por perder el tiempo con un idiota!. ¡Hala pues! A por el postre y a clase, que se hace tarde. ¿Y la bandeja? ¡Se queda en la mesa! Que la recojan las tías esas, que para algo están.

"¿Hoy qué toca? ¡Ah, sí! Matemática discreta. ¡Coñazo de asignatura!. Pero creo que aún tengo un rato, ¿no?. ¿Qué hora es?. A ver... sí, justito, justito: Son las catorce horas, cincuenta y nueve minutos, cincuenta y siete segundos.

"Cincuenta y ocho..., cincuenta y nueve..., sese...

 

¡¡¡¡¡¡KRAKABOOOOAAAAAAAAAMM

 

Enviá tu cuento a gmwazul@hotmail.com, seleccionaremos los mejores para esta sección.

Poemas       Cuentos      Biografías    ConcursosTu poema   Buscador         Links

volver